¿Cómo presentarse en una entrevista de trabajo?

Saber cómo presentarse en una entrevista de trabajo te ayudará a transmitir más seguridad ante el técnico de selección. La preparación comienza mucho antes de asistir a la entrevista. A continuación, te mencionamos una serie de pasos previos que puedes seguir para estar más preparado y causar una mejor impresión:

1. Investiga sobre la empresa

Desde el momento en que recibes la llamada, tienes suficiente tiempo para investigar acerca de la empresa en la que quieres trabajar. Puedes comenzar tu búsqueda por el sitio web de la compañía, su blog y sus redes sociales.

Esto te ayuda a conocer cuál es su misión, visión, valores, clientes y equipo. Si es posible, busca datos del entrevistador y también del puesto por el que estás optando.

2. Pregunta qué tipo de entrevista te van a hacer

Por lo general, las entrevistas de trabajo tienen una duración de 30 a 40 minutos. Este es el lapso disponible para impresionar al entrevistador y demostrarle que eres el candidato perfecto. Antes de asistir a la cita, es conveniente saber qué tipo de entrevista te realizarán para que te prepares lo mejor posible.

Es posible que te hagan una entrevista individual o una entrevista grupal. La más común es la individual, y su característica principal es que te reúnes solo con el entrevistador. En ella, es importante que te centres en responder de forma clara y concisa.

Por otro lado están las grupales, en las que te reúnen con varios candidatos al mismo tiempo. En esos casos, lo ideal es mantener la calma, dejar hablar a los demás, evitar discusiones y respetar las opiniones del resto de participantes.

3. Revisa y actualiza el CV

Si se comunican contigo para hacer una entrevista, es porque ya han visto tu CV y les ha llamado la atención. Pero antes de ir a tu cita deberías revisar todo el contenido, actualizarlo o mejorarlo si es necesario. Una buena idea es modificar tus habilidades y adaptarlas a las que demanda la empresa.

4. Repasa tu experiencia profesional

La entrevista de trabajo se desarrolla como una conversación, pero con una serie de preguntas básicas acerca de tu trayectoria profesional. No pases por alto datos importantes debido a los nervios. Para evitarlo, siempre es una buena idea realizar un repaso general de tu experiencia antes de ir a la entrevista.

Ante todo, evita improvisaciones. Revisa los datos de tu currículum y resalta aquella experiencia o habilidades que sean más destacables para el puesto vacante de la empresa.

5. Haz una lista de posibles preguntas y practica las respuestas

En las entrevistas de trabajo se suele llevar a cabo una estructura preestablecida. Gracias a eso, puedes practicar algunas preguntas que es posible que te hagan y responderlas para ganar confianza. Este método te permite presentarte con más seguridad y confianza cuando vayas a hablar con el entrevistador.

Algunas preguntas que suelen repetirse en las entrevistas de trabajo son:

  • ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?

  • ¿Por qué te consideras el candidato ideal para el puesto?

  • ¿Sabes trabajar en equipo?

  • ¿Cuáles son tus expectativas para este empleo?

6. Escribe una lista de dudas

Mostrar interés por la empresa y por el puesto vacante es muy importante para el entrevistador. Es una forma de poner sobre la mesa tu interés real de ser contratado. Puedes escribir una lista sobre tus dudas principales y solventarlas durante la entrevista.

Lo ideal es que las preguntas estén orientadas hacia el trabajo que vas a desempeñar, la misión de la compañía, las posibilidades de crecimiento y otros detalles sobre tus competencias laborales.

Evita hablar sobre el sueldo, las vacaciones o el tipo de contrato al principio de todo. Este tipo de datos los debería proporcionar el entrevistador. Sin embargo, debes tener claras las condiciones en las que deseas trabajar y tu rango salarial para saber qué responder si te lo preguntan más adelante.

7. Piensa la ropa que vas a llevar

La primera impresión es la que más efecto causará a los entrevistadores. A través de la ropa, accesorios y peinado estás comunicando información, por lo que debes asegurarte de seleccionar la ropa adecuada para la ocasión.

Cabe destacar que el estilo que debes llevar para tu entrevista depende del sector al que pertenece la empresa. En líneas generales, lo mejor es optar por prendas que no llamen demasiado la atención y emplear un estilo sencillo. Recuerda que debes transmitir una imagen profesional en todo momento.

8. Descansa lo suficiente

Estar descansado antes de tu cita es fundamental para que puedas comunicarte de una manera más efectiva. Intenta dormir 8 horas por la noche y llega temprano al lugar de la entrevista.

Pasos durante la entrevista

Después de haber realizado todos los pasos anteriores, es momento de saber qué hacer durante la entrevista. A continuación, se muestran algunos pasos que te pueden ayudar para dejar una excelente impresión:

1. Saluda con una buena actitud

En tu primer contacto debes asegurarte de transmitir una actitud positiva. Sonríe y muestra cordialidad. La forma correcta de saludar es con un apretón de manos que no sea demasiado firme ni demasiado flojo.

2. Llama al entrevistador por su nombre

Preguntar al entrevistador su nombre antes de iniciar la conversación ayuda a liberar un poco de estrés y demuestra interés por la persona. Estos son detalles que te permiten destacar frente a otros candidatos.

En caso de que el entrevistador sea de tu edad (o menor) y te tutee, puedes hacerlo también. Si no es así, lo mejor es que lo trates de usted, tal y como él se está dirigiendo a ti, para evitar cualquier tipo de confusión.

3. Mantén una buena postura corporal

Aunque no lo parezca, el lenguaje corporal dice mucho de ti. Además, la persona encargada de entrevistarte suele prestar especial atención a estos detalles. Cuando te sientes, mantén una postura recta con los pies apoyados en el suelo. Evita cruzar los brazos y esconder las manos, porque demuestra inseguridad.

4. Establece contacto visual

Otro método para mostrar seguridad a lo largo de la entrevista es mirar directamente a los ojos de la persona que se está dirigiendo a ti. Trata de que sea una mirada natural que demuestre atención e interés. El contacto visual tampoco debe ser excesivo.

5. Escucha con atención y demuestra interés

Un consejo muy importante es no interrumpir al entrevistador bajo ningún concepto. Debes prestar atención a todo lo que dice porque te permite identificar con más facilidad lo que necesita de ti y responder de una forma más asertiva.

6. Piensa antes de responder (habla de forma clara, concisa y con seguridad)

A lo largo de la entrevista, lo más probable es que te hagan una serie de preguntas. Asegúrate de pensar muy bien antes de responder. Es tu momento de destacar y mostrar tus capacidades. Tus respuestas deben ser concisas, claras y con seguridad.

7. Sé sincero

Los entrevistadores identifican con facilidad cuando una persona les está mintiendo, por lo que debes evitarlo. No finjas algo que no eres, podría afectar de forma negativa a tus posibilidades de contratación.

Si no tienes experiencia en el puesto vacante que solicitaste, puedes reconocerlo y resaltar tu entusiasmo para seguir aprendiendo. Además, debes tener una actitud positiva y mostrarte abierto a nuevos retos.

8. Muestra educación y respeto

Este punto es uno de los más evidentes, pero en ocasiones se pasa por alto. Durante tu entrevista, no olvides utilizar palabras que revelan educación y respeto, tales como “por favor”, “gracias” y “disculpe”.

Pasos después de la entrevista

A pesar de que la conversación está a punto de acabar, sigues siendo evaluado incluso después de retirarte. En consecuencia, puedes considerar los siguientes pasos después de la entrevista:

1. Sé agradecido por el tiempo invertido

Demostrar respeto por el trabajo y el tiempo de los demás siempre suma puntos. Cuando la conversación termine, asegúrate de agradecer al entrevistador por su tiempo. Son actos de cortesía que te ayudan a resaltar.

2. Muestra interés por los próximos pasos a seguir

No olvides preguntar cuáles son los próximos pasos a seguir en el proceso de selección. Esto le indica al entrevistador tu interés por obtener el puesto y tu disposición para comenzar lo antes posible.

3. Cuida tu presencia en internet

Desde el primer momento en el que recibes la llamada para tu entrevista e incluso antes, debes cuidar tu presencia en línea. En la actualidad, tu mejor carta de presentación son tus redes sociales, blog o demás plataformas en las que tengas alguna presencia online. Por este motivo, debes cuidar tus publicaciones.

4. Analiza los resultados

Estudiar cómo lo hiciste durante la entrevista de trabajo te permite identificar tus puntos fuertes y tus puntos débiles en cuanto a tu comunicación. Analiza los resultados para mejorar en las futuras oportunidades que puedan presentarse.

Fuente: https://es.indeed.com/orientacion-laboral/entrevistas/como-presentarse-en-una-entrevista-de-trabajo